04.09.2019

Cuatro curiosidades sobre los alimentos en Colombia

Cada vez existe mayor interés por parte de los consumidores por entender de dónde vienen y cómo se producen los alimentos que consumimos; en Bayer entendemos estas preocupaciones y venimos trabajando para que las personas conozcan con mayor transparencia, la trazabilidad en la producción agrícola, pues nos sentimos completamente alineados a los intereses de tener una vida más saludable. Como parte de esta discusión cada vez es más importante conversar sobre los procesos de producción que existen antes de que los alimentos lleguen a nuestra mesa.

Para comprender mejor esta relación entre el campo y lo que comemos a diario, pedimos a Cristiane Lourenço, responsable de la comunicación con audiencias interesadas en alimentación para la división agrícola de Bayer en Latinoamérica, compartir curiosidades y tendencias en el consumo de alimentos en Colombia.

1. Nuevos tiempos, alimentos más saludables

Alimentarse mejor parece ser una prioridad cada vez más importante para el consumidor colombiano y esto se observa porque Tweet: se ha incrementado un 12% el registro en las ventas de productos saludables en Colombia en el último añose ha incrementado un 12% el registro en las ventas de productos saludables en Colombia en el último año, es decir que en el carrito de mercado de la familia colombiana hay cada vez más productos saludables según los datos del Estudio Mundo Saludable de Nielsen (2018).

2. Café de Colombia para el mundo

Calientito cuando hace frío o con hielo cuando el calor te agobia; la excusa para una buena conversación con amigos o, disfrutarlo simplemente en soledad con un libro… Si hay una bebida que nos acompaña en casi todos los momentos es el café.  Tweet: Cada día se consumen más de dos mil millones de tazas de café en el mundo y Latinoamérica se destaca mundialmente en su producción. Cada día se consumen más de dos mil millones de tazas de café en el mundo y Latinoamérica se destaca mundialmente en su producción.

Brasil es el líder máximo y Tweet: Colombia desde el año 2000 alcanzó el tercer puesto como mayor exportador de café del mundo con 13 millones de sacos según el informe publicado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Colombia desde el año 2000 alcanzó el tercer puesto como mayor exportador de café del mundo con 13 millones de sacos según el informe publicado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. En el mismo informe se destaca que los principales destinos de exportación del café colombiano son Estados Unidos, Japón y Bélgica, y se estima que la producción de café alcanzará los 14,3 millones de sacos de 60 kilos entre 2019 y 2020, mientras proyecta las exportaciones totales son de 13,3 millones de sacos.

Reconocida como uno de los mayores productores y exportadores de café del mundo, Colombia cuenta con un parque de innovación agrícola: Tecnicafé en el departamento de Cauca y ya ha recibido más 21.000 visitantes. Los productos generados allí surgen de ideas de emprendedores.


3. Pequeños agricultores, gran producción

La agricultura a pequeña escala, también llamada agricultura familiar, representa alrededor del 80% de la producción de alimentos en el mundo según la FAO. En Colombia se estima que existen cerca de 1.600.000 pequeños agricultores por eso es fundamental apoyarlos para que accedan a herramientas digitales y tecnología moderna, como parte del proceso para garantizar la seguridad alimentaria y mejorar las condiciones de vida de muchas familias de agricultores de todo el mundo.

La capacitación virtual BayG.A.P. recientemente lanzada en compañía del IICA en agosto, hace parte de nuestros compromisos de transferencia de tecnología y esperamos que sea una herramienta interesante para pequeños productores de frutas y hortalizas. Está disponible en español para toda Latinoamérica y permite a agricultores interesados en exportar, capacitarse en los procesos que les permitirán acceder a Global G.A.P. https://elearning.iica.int/mod/page/view.php?id=6482


4. ¡Combatir el desperdicio de alimentos es ley!


Tweet: En Colombia llegan a la basura 9.7 millones de toneladas de alimentos al año, lo que sería suficiente para darle de comer a todo Panamá, Uruguay y Luxemburgo durante un año, según Abaco, la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia. En Colombia llegan a la basura 9.7 millones de toneladas de alimentos al año, lo que sería suficiente para darle de comer a todo Panamá, Uruguay y Luxemburgo durante un año, según Abaco, la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia. Además, según FAO, 3.2 millones de personas están subalimentadas y 560 mil niños viven hoy en Colombia con desnutrición crónica. Los Bancos de Alimentos trabajan de manera articulada con la industria de alimentos, agricultores, retailers, restaurantes, hoteles y organizaciones de la sociedad civil, evitando que se tiren a la basura 24 mil toneladas de alimentos aptos para el consumo humano.

Para combatir esa grave realidad, la Presidencia de la República sancionó la Ley 1990 de 2019 el pasado 2 de agosto del presente año, a fin de prevenir las pérdidas y desperdicios de alimentos. De esta manera se busca reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos, contribuyendo al desarrollo sostenible desde la inclusión social, la sostenibilidad ambiental y el desarrollo económico, promoviendo una vida digna para todos los habitantes. Dentro de las medidas que establece la ley se incluye que las personas naturales o jurídicas privadas, públicas, nacionales o extranjeras que se dediquen a la producción agropecuaria, industrial, y comercialización de alimentos aptos para el consumo humano, bien sea al por mayor o al detal, estarán obligadas no destruir, desnaturalizar o afectar la aptitud para el consumo humano de los alimentos que se encuentren en sus inventarios o bajo su administración.

En este momento además se debate en el Concejo de Bogotá el Proyecto de Acuerdo 319 de 2019 que busca reducir el desperdicio de alimentos en la capital colombiana. Dentro de las medias se incluye la promoción de medidas de sensibilización, formación, movilización y responsabilidad ciudadana que estén orientadas hacia la toma de conciencia sobre los impactos negativos que derivan de la pérdida y desperdicio de alimentos y la necesidad del aporte de la sociedad en general para la superación de esta problemática.