15.01.2018

Una nueva apariencia para la cruz Bayer

El ingeniero Thorsten Thran realiza controles en la cruz Bayer en Leverkusen cinco o seis veces al año.

La cruz de Bayer ha existido por alrededor de 114 años, aunque no podemos decir con certeza quién diseñó nuestro logotipo hace tantos años. Con algunos ajustes menores de diseño a través del tiempo, la cruz de Bayer es un ícono mundialmente conocido por su solidez y consistencia.  El logotipo fue modificado recientemente de nuevo para adaptarse de mejor manera al ambiente digital.

Hemos modificado la Cruz Bayer para la era digital, explica Uwe Schmidth, responsable de marca corporativa.   “Sin embargo, no queríamos ni debíamos cambiarla mucho, ya que la cruz Bayer es una de las marcas registradas más reconocidas en el mundo ".  Además de ser una de las más visibles. Alrededor del mundo, la cruz de Bayer ilumina el cielo en 47 países. La cruz de Shanghai por ejemplo, tiene un diámetro de once metros. Sin embargo, la fábrica de Bayer en Leverkusen cuenta con la más grande de todas, con un diámetro de 51 metros, 300 toneladas y un total de 1.712 bombillas.

 

"Además de ser una maravilla técnica, también es un pequeño pedazo de hogar", dice Thorsten Thran, que realiza controles en la cruz en Leverkusen cinco o seis veces al año. Thran ha sido el ingeniero responsable de la gigantesca instalación de iluminación desde 2009. "He estado pendiente de la cruz de Bayer durante mucho más tiempo", dice, señalando un lugar a unos cientos de metros del techo. "Mi hogar de la infancia estaba por allí", nos dice. "Podía ver la cruz desde mi habitación. Y a menudo trataba de convencer a mis padres de que no era hora de acostarse porque todavía no se había encendido la cruz".

 

_________________________________________________________________________________


Uwe Schmidt, director de Imagen Corporativa Bayer


Nuestro logotipo transmite los valores positivos con los que las personas asocian a Bayer.

Uwe Schmidt, director de Imagen Corporativa Bayer.

_________________________________________________________________________________

 

"Nuestro logotipo transmite los valores positivos con los que las personas asocian a Bayer", dice Uwe Schmidt. Por esa razón, el símbolo nunca se ha rediseñado de manera total. Las letras, que anteriormente estaban en ángulo, se enderezaron en 1929, casi en un claro estilo Bauhaus. El azul y el verde se agregaron a la Cruz de Bayer en 1989, y estos colores se incorporaron al círculo en 2002.

Uwe Schmidt y su equipo acaban de presentar el nuevo logotipo, que ahora está preparado para el futuro. La diferencia radica en los detalles: los gradientes de color en el círculo ya no existen, lo que da a las líneas una definición clara. Esto lo hace ideal para ser utilizado en una amplia gama de medios digitales, y la retroalimentación inicial ha sido muy positiva. "El nuevo logotipo viene más fresco, más moderno y actualizado", explica Schmidt.

 

Pero la cruz todavía brilla en el techo en Leverkusen hoy, tal como ha sido el caso en los últimos 60 años. Thorsten Thran mira los cables de acero que se extienden ante él en medio del aullido del viento. Aquí, a 70 metros sobre el suelo, cada parte individual de la estructura de malla oscila de un lado a otro. Los conectores especiales de bayoneta son las únicas cosas que mantienen las bombillas en su lugar, si estuvieran solamente atornilladas simplemente caerían del cielo. "Cuando sopla el viento, la malla se mueve hasta cinco metros en cada dirección, con el viento y múltiples fuerzas G que azotan todo de un lado a otro. El signo experimenta todo tipo de clima aquí, y sin embargo, todo sigue siendo tan sólido como lo fue en 1958".

 

Los LED instalados en 2009 fueron reemplazados por una nueva generación de LED en 2016, irradiando una armonía aún mayor. "Esto envía un mensaje claro sobre la protección del medio ambiente", dice Thorsten Thran, y condujo a una reducción de casi el 90 por ciento en el consumo de energía. Hoy, cuando se enciende la cruz, las 1.712 luces consumen la misma cantidad de electricidad que tres hervidores eléctricos. No obstante, Thran todavía tiene que pensar en el futuro. Si, un día, las luces LED ya no se fabrican, tendría que buscar alternativas rápidamente. "Bueno, no tan rápido", Thran nos tranquiliza, señalando la caja de bombillas de repuesto. "Creo que nos durarán otros diez o quince años".

 

"Nuestro logotipo transmite los valores positivos con los que las personas asocian a Bayer", dice Uwe Schmidt. Por esa razón, el símbolo nunca se ha rediseñado de manera total. Las letras, que anteriormente estaban en ángulo, se enderezaron en 1929, casi en un claro estilo Bauhaus. El azul y el verde se agregaron a la Cruz de Bayer en 1989, y estos colores se incorporaron al círculo en 2002.

Uwe Schmidt y su equipo acaban de presentar el nuevo logotipo, que ahora está preparado para el futuro. La diferencia radica en los detalles: los gradientes de color en el círculo ya no existen, lo que da a las líneas una definición clara. Esto lo hace ideal para ser utilizado en una amplia gama de medios digitales, y la retroalimentación inicial ha sido muy positiva. "El nuevo logotipo viene más fresco, más moderno y actualizado", explica Schmidt.

 

Pero la cruz todavía brilla en el techo en Leverkusen hoy, tal como ha sido el caso en los últimos 60 años. Thorsten Thran mira los cables de acero que se extienden ante él en medio del aullido del viento. Aquí, a 70 metros sobre el suelo, cada parte individual de la estructura de malla oscila de un lado a otro. Los conectores especiales de bayoneta son las únicas cosas que mantienen las bombillas en su lugar, si estuvieran solamente atornilladas simplemente caerían del cielo. "Cuando sopla el viento, la malla se mueve hasta cinco metros en cada dirección, con el viento y múltiples fuerzas G que azotan todo de un lado a otro. El signo experimenta todo tipo de clima aquí, y sin embargo, todo sigue siendo tan sólido como lo fue en 1958".

 

Los LED instalados en 2009 fueron reemplazados por una nueva generación de LED en 2016, irradiando una armonía aún mayor. "Esto envía un mensaje claro sobre la protección del medio ambiente", dice Thorsten Thran, y condujo a una reducción de casi el 90 por ciento en el consumo de energía. Hoy, cuando se enciende la cruz, las 1.712 luces consumen la misma cantidad de electricidad que tres hervidores eléctricos. No obstante, Thran todavía tiene que pensar en el futuro. Si, un día, las luces LED ya no se fabrican, tendría que buscar alternativas rápidamente. "Bueno, no tan rápido", Thran nos tranquiliza, señalando la caja de bombillas de repuesto. "Creo que nos durarán otros diez o quince años".

 

 

La historia de la cruz de Bayer

La cruz de Bayer se registró hace 114 años, el 6 de enero de 1904, en el registro de marca de la Oficina Imperial de Patentes de Alemania bajo el número de serie 65777 con la referencia F 4777. No ha sido posible determinar definitivamente quien fue su diseñador.

Los archivos de la compañía contienen dos versiones diferentes de cómo se creó el logotipo: en uno, Hans Schneider, un empleado del departamento de investigación de Elberfeld, es el creador. En el segundo, se dice que un Dr. Schweizer, empleado de la subsidiaria de Nueva York, diseñó el logotipo. A finales del siglo XIX, era su trabajo impresionar a los médicos estadounidenses con los productos de Alemania. Dado que los médicos de habla inglesa tenían problemas con el nombre largo de la compañía, "Farbenfabriken vormals Friedr. Bayer & Co., Elberfeld, "Schweizer desarrolló un atractivo sello de la compañía con la forma de la conocida cruz, que inicialmente utilizó en membretes y luego en material impreso y folletos.

 


This logo replaced the original Bayer trademark, which depicted a twin-tailed Bergischer lion and harked back to “Farbenfabriken vorm. Friedr. Bayer & Co. Elberfeld’s” roots. The cross logo took the world by storm and is now inextricably linked with the Bayer Group, principally due to an ingenious marketing concept: From 1910 onwards, tablets were embossed with the logo to protect them from being counterfeited. For consumers, this turned the cross into a guarantee of superior quality.

 

Este logo reemplazó la marca original de Bayer, que era representada por un león Bergischer de dos colas y se refería a "Farmerfabriken vorm". Friedr. Las raíces de Bayer & Co. Elberfeld. El logo con la palabra Bayer cruzada tomó al mundo por sorpresa y ahora está estrechamente vinculado con el Grupo Bayer, debido a un concepto de marketing ingenioso: a partir de 1910, las tabletas fueron grabadas con el logotipo para protegerlas de posibles falsificaciones.  Para los consumidores, esto convirtió la cruz en una garantía de calidad superior.