26.01.2018

Prevención: la clave para evitar la propagación del gusano cogollero

Con la llegada del temporal invernal, sectores maiceros de las provincias de Guayas, Manabí y Los Ríos se preparan para iniciar la primera siembra del año.

Prevenir el ataque de plagas como el gusano cogollero será clave para asegurar la cosecha, y no repetir la grave situación que experimentó el sector en el 2017.

 

Quito, enero 2018.- Para diciembre de 2017 se esperaba que productores maiceros cumplieran con la habitual siembra de cierre de año. No obstante, la falta de lluvias generó preocupación en el sector agropecuario, al punto que agricultores de las provincias de Guayas y Manabí prefirieran aguardar al “invernal maicero” para evitar el riesgo de perder sus cosechas a falta de agua para el riego.

 

Mientras tanto, el sector maicero prepara las tierras para la siembra, y se anticipa con tratamientos especiales para impedir que las plagas ataquen nuevamente sus cultivos como sucedió en 2017. Ese año registró afectaciones severas a más de 82.281 hectáreas, relacionadas a plagas como el gusano cogollero, gusano ejército, gusano de la mazorca y otras enfermedades como hongos y bacterias.

 

Situación que obligó al Ministerio de Agricultura y Ganadería a declarar en estado de emergencia a las zonas maiceras de las provincias de Guayas, Los Ríos, Santa Elena y cantones de la provincia de Manabí como Chone, Santa Ana y Paján[1]. Y tomar medidas inmediatas para frenar y controlar la diseminación ante el alto riesgo fitosanitario.

 

Aunque la temporada invernal es favorable para la producción, las condiciones de temperatura, humedad y precipitación que genera, permiten la germinación de plagas de corto ciclo biológico, provocando que puedan multiplicarse en menor tiempo.

 

En este contexto, la prevención es clave para proteger los cultivos de maíz y lograr mayor eficiencia en la producción. De acuerdo con Danny Figueroa, ingeniero agrónomo de la zona del Litoral de Bayer, compañía que hace Ciencia para una Vida Mejor, es mejor fortalecer a la planta desde la semilla para contrarrestar la presencia del gusano cogollero.

 

Debido a que el adulto de esta plaga (una mariposa) se caracteriza por ser un insecto de actividad nocturna, Figueroa recomienda la revisión de los lotes para identificar la presencia de huevos o larvas en el envés de las hojas. Ya que una vez desovados, su rápida germinación a larvas ocasiona los primeros daños en breve tiempo, al ser su único alimento la planta huésped.

 

Según Figueroa, la fase de larva de la plaga, que dura en promedio de 14 a 22 días, es la etapa que más daño ocasiona pudiendo  consumir gran parte de la superficie foliar del maíz y las primeras plántulas, afectando los estados vegetativos de desarrollo. Alcanzada la madurez del gusano cogollero, éste causará daños más visibles en las hojas como perforaciones, especialmente en los cogollos; afectaciones a las espigas y al rendimiento en grano.

 

Para contrarrestar la diseminación del gusano cogollero Bayer presenta el producto formulado Gaucho®, un insecticida sistémico para desinfección de semillas, cuya acción ocasiona la muerte de insectos cuando se alimenten de la semilla, raíces, cuello y follaje de la planta.

 

Además, Belt® con su novedoso modo de acción translaminar controla la propagación del gusano cogollero. Su eficaz mezcla de suspensión concentrada de ingrediente activo de Flubendiamide, , actúa por ingestión en las larvas, produciendo un desbalance de calcio a nivel de fibras musculares, por lo que rápidamente la larva se verá afectada al momento de alimentarse hasta paralizarse.

 

Belt® protegerá a la planta por más días, gracias a su fácil absorción de las capas internas de las hojas. Belt® es seguro para el usuario y el medio ambiente, pues no es tóxico y al ser específico para lepidópteros no afecta a insectos benéficos y demás organismos vivos que se encuentran en el ambiente.



[1] http://balcon.magap.gob.ec/mag01/pdfs/aministerial/2017/2017_046.pdf

Bayer: Science For A Better Life

Bayer es una empresa multinacional con competencias clave en los ámbitos biocientíficos de la salud y la agricultura. Con sus productos y servicios, la empresa quiere ser útil a la humanidad y contribuir a mejorar la calidad de vida. Al mismo tiempo, el Grupo aspira a crear valor a través de la innovación, el crecimiento y una elevada rentabilidad. Bayer se adhiere a los principios de la sostenibilidad y, como empresa cívica, actúa de manera social y éticamente responsable. En el ejercicio 2016, el Grupo, con alrededor de 99.600 empleados, obtuvo una facturación de 34.900 millones de euros, realizó inversiones por valor de 2200 millones de euros y destinó 4400 millones de euros a investigación y desarrollo. Para más información, visite el sitio de Internet www.bayer.com

 

 

Para mayor información:

Ana Gabriela Cevallos  

Comunicaciones Corporativas

0983308310

anagabriela.cevallos@bayer.com

 

Andrea Grijalva.

Ejecutiva de Cuenta Assistec

0969314819

agrijalva@assistec.com.ec