11.12.2017

El tubérculo mundial

Las papas son diversas y cada vez más populares: papas fritas, bolitas o croquetas de papa.  Con su servicio completo, los expertos de Bayer contribuyen a garantizar que los tubérculos mantengan su calidad y sabor en su travesía desde los campos a la cocina.

 

Se cultivan 4.000 tipos diferentes de papas en todo el mundo. A partir de 2017, según el Atlas Mundial y la FAO, después del trigo y el arroz, la pata es el cultivo básico más importante, con un bajo contenido en grasa, pero gran cantidad de almidón, vitaminas y minerales. Es por estas cualidades que la FAO tiene como objetivo promover la producción, el cultivo y la investigación de la papa. Fuente: Centro Internacional de la Papa.

 

Conciencia para una dieta saludable

Sin importar de qué tipo, este tubérculo versátil está inexorablemente conquistando el mundo: en India, por ejemplo, el cultivo de papa también juega un papel importante. En 2014, junto con China, ese país produjo casi más de un tercio de la producción global. "La papa es un cultivo muy importante para nuestros agricultores, la cual se cultiva especialmente en el norte, centro y este de India con una superficie total de alrededor de dos millones de hectáreas", dice Amit Sharma, gerente regional de cultivos de Bayer en Asia meridional en Bayer India. Los agricultores plantan la cosecha en los meses de invierno de noviembre a febrero. Esto ayuda a aprovechar todo el tiempo entre dos cosechas de arroz. Sin embargo, ayudar a lograr la mayor producción posible no es suficiente en la mayoría de los países.

 

El cultivo sostenible de papas de alta calidad, así como las cadenas adecuadas de transporte y procesamiento, son necesarios para enfrentar los desafíos de la seguridad alimentaria. La conciencia de una dieta saludable también está en aumento, y con ella la demanda de vegetales de alta calidad.  Es por eso que Bayer promueve la sostenibilidad a lo largo de la cadena de valor entre cultivadores, distribuidores y procesadores de papa.  Con Food Chain Partnerships, la compañía apoya a los agricultores de todo el mundo en la producción de productos de calidad superior. En cooperación con la compañía multinacional de alimentos PepsiCo, Bayer, por ejemplo, capacita a proveedores de papa en agricultura sostenible en América del Sur. El programa comenzó en Colombia, Argentina, Ecuador y Chile y se ha expandido a otros países.

 

Estándar de alta calidad

Diferentes enfermedades y plagas ponen en peligro la calidad superior de las papas. Esto no es nuevo para Stefan Reijntjens, quien se ha especializado en la producción de papas de siembra y obtiene alrededor de 45 toneladas por hectárea de la tierra por año. Solo con el máximo cuidado es capaz de cumplir con los altos estándares de calidad requeridos de sus papas de siembra. Los puntos de referencia son incluso más altos que los de las papas de consumo.  Porque las papas de siembra deben ser absolutamente perfectas para producir papas de consumo de alta calidad en la siguiente temporada. No obstante, solo la protección efectiva puede sentar las bases para variedades de papas saludables y productivos. "E incluso comienza antes de que las papas se pongan en la tierra con la llamada desinfección", afirma Albert Schirring. Durante este proceso, las papas de siembra se cubren uniformemente con un ingrediente activo que sirve como un escudo protector contra hongos o insectos. Este es un tratamiento efectivo: "El fungicida elimina temidas enfermedades fúngicas como Rhizoctonia solani o caspa de plata mediante un modo de acción completamente nuevo", explica el experto en papas Schirring.

 

Plantas más saludables

Además, la sustancia les da a los tubérculos un impulso inicial exitoso en el suelo: las plantas germinan antes y crecen más rápido que sus contrapartes no tratadas. "Esto no solo implica plantas más saludables para los agricultores, sino también mayor producción con bajas tasas de aplicación", explica Roland Gallow, gerente del segmento de papas en Bayer. Pero después de la cosecha, las papas siguen en peligro, amenazadas, por ejemplo, por los hongos de almacenamiento que buscan alojarse en los tubérculos durante los meses de almacenamiento. "Por lo tanto, esta capa de desinfección debe mantener su escudo protector incluso después de la cosecha", afirma Gallow,  porque solo una papa fresca y saludable puede pasar del campo al plato y realmente contribuir con la seguridad alimentaria

 

"Vemos un creciente interés en las variedades de papa”

¿De qué manera ha cambiado la industria de la papa en los últimos 20 años?

Hemos observado una consolidación dramática, con más por venir. Los clientes a los que vende la industria de la papa se han vuelto cada vez más grandes y menos, y la industria de la papa se ha contraído como consecuencia. Además, la competencia por la participación de los consumidores se ha incrementado enormemente, tanto dentro del ámbito de los productos agrícolas como fuera de él.  Por ejemplo, en 2016, el departamento de productos promedio en una tienda minorista mantenía 600,000 artículos diferentes, un 18 por ciento más que en 2012. Los menús de servicio de alimentos ahora ofrecen una variedad de opciones de vegetales y almidón, todos compitiendo con la porción que tradicionalmente ocupaban las papas.  A pesar de todas estas opciones, el consumo de vegetales en general no ha aumentado dramáticamente, lo que significa que las papas están luchando para mantener su participación en el consumo y el volumen.

 

¿Cómo ha cambiado el mercado de artículos de conveniencia?

Las tiendas minoristas están llenas de productos alimenticios nuevos y preparados. Produce también ha respondido con una oleada de artículos centrados en la conveniencia en forma de envases recién cortados y aptos para microondas/cocción al vapor. Si bien el segmento de conveniencia para papas frescas al por menor es aún pequeño en comparación con el tamaño de la categoría en sí, su crecimiento se mantiene constante. Por ejemplo, los productos frescos de papa para microondas/cocción al vapor han aumentado un 29 por ciento en volumen y un 47 por ciento en dólares en 2016 respecto de 2015, lo que representa aproximadamente el 1,6 por ciento de todas las ventas en dólares de la categoría de alimentos frescos. En los Estados Unidos, las papas (incluidas las papas fritas) están dentro del 41 por ciento de las cenas en casa, más que la pasta (40 por ciento), el arroz (36 por ciento) y la porción de las comidas de las aves de corral con un 31 por ciento.  La papa es el ingrediente de la cena que se ha consumido con más frecuencia durante tres años consecutivos.

 

Lea el artículo en inglés en: https://www.cropscience.bayer.com/en/stories/2017/the-potato-a-versatile-crop-for-the-pots-of-the-world-the-global-tuber