Naproxeno Sódico

Apronax® 275 mg Perú

Composición cualitativa y cuantitativa:

Cada tableta recubierta contiene: 275 mg de naproxeno sódico. Excipientes, c.s.p. 1 tableta recubierta. Apronax® 275 mg contiene 25 mg de sodio por tableta recubierta.

Forma farmacéutica:

Apronax® 275 mg: tabletas ovales celestes recubiertas. Sobre un lado de la tableta figura la impresión: Apronax® y sobre el otro lado: 275

Indicaciones terapéuticas:

Dolor de cabeza, dolor de muelas, dolores musculares, lumbago, dolores reumáticos, calambres menstruales, dolor y fiebre en gripes y resfriados, fiebre y dolor después de vacunas.

Dosis y administración:

Adultos:

La dosis inicial es de 550 mg (2 tabletas). Después, si es necesario, puede administrarse 275 mg (1 tableta) cada 8-12 horas hasta que los síntomas hayan desaparecido. No ingerir más de 3 tabletas en 24 horas.

 

Niños a partir de los 12 años:

La dosis habitual es de 11 mg por kg por día, repartida en dos tomas y con un intervalo de 12 horas.

APRONAX 275 mg es de administración oral, preferiblemente durante o inmediatamente después de las comidas con abundante agua o leche.

Se puede reducir a un mínimo los efectos secundarios, si se hace uso de la dosis mínimaefectiva durante el menor tiempo posible, a fin de combatir los síntomas.

En ancianos y en pacientes con insuficiencia hepática, debe utilizarse la dosis mínimaefectiva.

En algunos pacientes, especialmente en aquellos cuyo flujo sanguíneo renal está comprometido, como es el caso de la disminución del volumen extracelular, cirrosis hepática, restricción de sodio, insuficiencia cardíaca y enfermedad renal pre-existente, la funciónrenal debe ser controlada antes y durante el tratamiento con naproxeno. Algunos ancianos con una función renal deteriorada así como pacientes que toman diuréticos, pueden caer en esta categoría. En estos pacientes debe considerarse una reducción de la dosis para evitar el riesgo de una acumulación excesiva de metabolitos de naproxeno.

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad al naproxeno o naproxeno sódico. Apronax® 275 mg tampoco debe ser administrado a pacientes que presenten reacciones alérgicas tales como asma, rinitis o urticaria después de la administración de aspirina u otros medios inhibidores de la prostaglandina sintetasa. En estos pacientes han sido reportadas reacciones anafilactoides severas. Historia previa de perforación o hemorragia gastrointestinal como resultado de tratamientos con AINE. Historia de úlcera o úlcera anteriormente activa / hemorragia recurrente (dos o más episodios distintos comprobados de ulceración o hemorragia). Hemorragia vascular cerebral. Diátesis hemorrágica o tratamiento con anticoagulantes. Insuficiencia renal severa. Insuficiencia cardíaca severa. Tercer trimestre de gestación.

Advertencias y precauciones especiales de empleo:

Si se hace uso de la dosis mínima efectiva durante el menor tiempo necesario para combatir los síntomas, se puede reducir los efectos secundarios a un mínimo (véase a continuación riesgos gastrointestinales y cardiovasculares).

Debe ser evitado el uso de Apronax® 275 mg con otros AINEs, incluso con los inhibidores selectivos de la COX-2.

 

Ancianos: los ancianos presentan efectos secundarios más frecuentes debido al uso de los AINE, especialmente hemorragia gastrointestinal y perforación, que pueden ser mortales.

 

Hemorragia gastrointestinal, ulceración y perforación: se han reportado sangrados gastrointestinales, ulceraciones y perforaciones que pueden ser mortales, con el uso de todos los AINEs en cualquier momento del tratamiento, con o sin síntomas de advertencia o con un historial previo de efectos secundarios gastrointestinales graves. El riesgo de hemorragia gastrointestinal, ulceración o perforación es mayor con dosis más altas en pacientes  que hayan presentado un cuadro de ulceración anterior, especialmente en caso de haber habido complicaciones por hemorragia o perforación (ver contraindicaciones) y en ancianos. Estos pacientes deben comenzar  el tratamiento con la dosis mínima disponible. El tratamiento combinado con agentes protectores (por ejemplo con misoprostol o inhibidores de la bomba de protones) debe ser evaluado así como en pacientes que requieren al mismo tiempo de dosis bajas de aspirina u otros fármacos que puedan aumentar el riesgo gastrointestinal  (ver sección 4.5). Se recomienda precaución en pacientes que reciben medicación concomitante que podría aumentar el riesgo de úlcera o hemorragia, como los corticosteroides orales, anticoagulantes como warfarina, inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y agentes que actúan en contra de la agregación de plaquetas, como la aspirina.

Los pacientes que presentan un cuadro  previo de toxicidad gastrointestinal, y con mayor énfasis en ancianos, deben avisar en caso se presentara algún síntoma abdominal poco habitual (especialmente hemorragia gastrointestinal), en especial al principio del tratamiento. En caso de presentarse una hemorragia gastrointestinal o ulceración en pacientes a los que se les está administrando Apronax® 275 mg, deberá interrumpirse el tratamiento.

Los AINE deben ser administrados con suma precaución en pacientes con enfermedades gastrointestinales en su historia clínica (colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn), ya que dichas dolencias pueden ser exacerbadas (ver sección 4.8).

Efectos secundarios cardiovasculares y cerebrovasculares:

Se recomienda precaución en pacientes con antecedentes de hipertensión y / o insuficiencia cardíaca  (consultar con el médico o con el farmacéutico) antes del tratamiento. Se ha reportado retención de líquidos, hipertensión y edemas en asociación con terapias en base a AINEs.

Algunos datos provenientes de ensayos clínicos e información epidemiológica sugieren que puede haber un pequeño aumento del riesgo de eventos trombóticos arteriales (por ejemplo infarto de miocardio o un accidente cerebrovascular) asociados al uso de algunos AINEs (especialmente a dosis elevadas y en el largo plazo). Aunque los datos disponibles sugieren que el uso de naproxeno (1.000 mg al día) puede estar asociado a un menor riesgo, éste no puede ser excluido del todo. No existen datos suficientes disponibles sobre los efectos de las dosis bajas de naproxeno <275 mg - 825 mg de naproxeno sódico al día> para poder sacar conclusiones definitivas en cuanto al riesgo potencial de trombosis.

Reacciones cutáneas severas, de las cuales algunas pueden ser mortales, incluyendo la dermatitis exfoliativa, el síndrome de Stevens-Johnson y la necrólisis epidérmica tóxica, se han reportado muy raramente en asociación con el uso de AINEs (ver sección 4.8). Al parecer el riesgo mayor de que los pacientes tengan estas reacciones se presenta al inicio del tratamiento: en la mayoría de los casos, la reacción apareció durante el primer mes de tratamiento. El tratamiento con APRONAX 275 mg deberá ser suspendido a la primera aparición de erupción cutánea, lesiones de las mucosas o cualquier otra señal de hipersensibilidad.

Se deberá consultar a un médico en caso de persistir el dolor y /o la fiebre,  de recaída o  empeoramiento.

La presencia de dolor como resultado de trastornos gastrointestinales no es un indicativo para iniciar un tratamiento con Apronax® 275 mg.

Suelen presentarse reacciones anafilácticas en pacientes con hipersensibilidad pre-existente al naproxeno, a la aspirina u otros agentes inhibidores de la prostaglandina sintetasa. Sin embargo, también pueden ocurrir en pacientes sin exposición previa a o con hipersensibilidad pre-existente a estos agentes.

Si durante el tratamiento con Apronax® 275 mg se presentaran síntomas gastrointestinales tales como ardor de estómago, dolor de estómago o hemorragia deberá consultar a un médico.

Se recomienda precaución en  ancianos y en pacientes con insuficiencia hepática. Debido a que Apronax® 275 mg tiene efectos anti-inflamatorios, analgésicos y antipiréticos, pueden ser enmascarados ciertos síntomas de la infección. Por lo tanto, se recomienda tomar las precauciones necesarias en su administración a pacientes con infecciones.

Existe alguna evidencia de que los agentes inhibidores de la síntesis de la prostaglandina ciclooxigenasa  reducen la fertilidad femenina mediante el efecto sobre la ovulación. Este proceso es reversible con la interrupción del tratamiento.

No es recomendable su uso durante más de 10 días sin consultar a un médico.

Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción:

No se recomienda la combinación con otros AINEs debido a la peligrosidad de la terapia combinada y la falta de pruebas de un beneficio terapéutico.

Apronax® 275 mg puede aumentar los efectos de los anticoagulantes orales y la heparina (aumento del riesgo de hemorragias debido a la inhibición de la agregación plaquetaria). Anticoagulantes: los AINEs pueden potenciar los efectos de los anticoagulantes como la warfarina. Se debe tomar en cuenta la posibilidad del potenciamiento de los efectos de los compuestos de las sulfonilureas (antidiabéticos orales) por el desplazamiento de la proteína plasmática.

Sólo dosis excepcionalmente altas de APRONAX® 275 mg podrían liberar y  provocar síntomas de sobredosis de tiopental e hidantoínas.

La administración combinada de probenecid aumenta las concentraciones plasmáticas de naproxeno y prolonga significativamente su vida media  en el plasma.

Se observó un aumento marcado de la toxicidad del metotrexato en terapia combinada con naproxeno. El mecanismo de la interacción no se ha dilucidado, mas una reducción en el aclaramiento renal del metotrexato puede jugar un rol importante.

Debe evitarse la terapia combinada de naproxeno con metotrexato.

Como es el caso con otros medios similares, no se excluye que el efecto de sodio-diurético de la furosemida se reduzca debido al naproxeno. También se ha informado de una reducción del aclaramiento renal de litio después de la administración de dichos agentes.

También se pueden ver reducidos los efectos anti-hipertensivos del propranolol y de otros agentes bloqueadores de los receptores beta.

 

Al igual que con otros agentes inhibidores de la prostaglandina sintetasa, el naproxeno puede aumentar el riesgo de insuficiencia renal cuando se administra de forma simultánea con inhibidores de la ECA (Enzima Convertidora de Angiotensina).

Estudios in vitro han demostrado que el naproxeno puede afectar el metabolismo de la zidovudina (AZT).  Sin embargo, en un pequeño estudio mediante administración simultánea de naproxeno y zidovudina durante 4 días, no hubo cambios significativos en los niveles séricos de zidovudina y su metabolito glucurónido. La relevancia clínica del uso simultáneo a largo plazo de estos agentes no se conoce.

Los efectos sobre las prostaglandinas renales de los agentes inhibidores de la prostaglandina sintetasa como el naproxeno pueden provocar un aumento de la nefrotoxicidad de la ciclosporina.

Los corticosteroides: aumento del riesgo de úlcera o hemorragia gastrointestinal.

Los inhibidores de antiagregantes plaquetarios  e inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) pueden causar un mayor riesgo de hemorragia gastrointestinal.

Interacción química:

Cuando se realizan pruebas de función suprarrenal se recomienda interrumpir el tratamiento con Apronax® 275 mg  con 48 horas de antelación, ya que puede existir  interferencia con ciertas reacciones a los esteroides 17-ceto. La interferencia con las disposiciones del ácido 5-hidroxi-indolacético en la orina también es posible.

Embarazo y lactancia:

Embarazo:

La inhibición de la síntesis de prostaglandinas puede afectar de manera adversa el embarazo y / o el desarrollo del embrión. Los datos de estudios epidemiológicos sugieren un aumento del riesgo de aborto involuntario y de malformación cardiaca y gastrosquisis después del uso de un inhibidor de la síntesis de prostaglandinas en la etapa temprana del embarazo. El riesgo absoluto de malformación cardiovascular se incrementó de menos de 1% a 1,5%. Se cree que el riesgo aumentaría con la dosis y la duración del tratamiento.

La administración de un inhibidor de la síntesis de prostaglandinas en animales resultó en un aumento de la pérdida de pre-y post-implantación y la letalidad embrionaria y fetal. Además, se reportó un aumento de la incidencia de varias malformaciones, incluyendo cardiovasculares, en los animales que recibieron un inhibidor de la síntesis de prostaglandinas durante el período de organogénesis. No se debe administrar naproxeno durante el primer y segundo trimestre del embarazo  a menos que sea realmente necesario. Si el naproxeno es utilizado por una mujer que intenta concebir, o durante el primer o segundo trimestre del embarazo, debe mantenerse la menor dosis y  duración posibles.

Durante el tercer trimestre del embarazo, todos los inhibidores de la síntesis de prostaglandinas pueden exponer al feto a los siguientes riesgos:

-toxicidad cardiopulmonar (con cierre prematuro del ductus arterioso e hipertensión pulmonar).

- disfunción renal, que puede progresar a insuficiencia renal con oligo-hidroamniosis, tanto la madre como el recién nacido, al final del embarazo:

- posible prolongación del tiempo de hemorragia, un efecto antiagregante, que puede presentarse incluso a dosis muy bajas.

- inhibición de la contracción del útero, lo que puede resultar un trabajo retardado o prolongado de parto.

Como resultado de lo anterior, el naproxeno está contraindicado durante el tercer trimestre del embarazo.

 

Lactancia materna:

El naproxeno se vuelve a encontrar en la leche de mujeres en periodo de lactancia. Por lo tanto, Apronax® 275 mg no debe utilizarse por las mujeres durante el periodo de lactancia.

Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar maquinaria:

Al igual que con agentes similares, APRONAX® 275 mg puede provocar somnolencia y mareo. Por ende, en algunos casos, su administración puede tener consecuencias adversas sobre la capacidad de conducir vehículos de motor y / o de manejar maquinaria peligrosa.

Efectos secundarios:

Durante la medicación con naproxeno (sódico), se pudieron observar en diferentes grados y frecuencias, los siguientes efectos secundarios y síntomas, que no dieron lugar a la suspensión del tratamiento en todos los casos.

Algunos datos provenientes de ensayos clínicos e información epidemiológica sugieren que puede haber un pequeño aumento del riesgo de eventos trombóticos arteriales con el uso de algunos AINEs, especialmente cuando está asociado a dosis altas y uso en el largo plazo (por ejemplo, infarto de miocardio o accidente cerebrovascular).

Se han reportado formaciones de edema, hipertensión e insuficiencia cardiaca en asociación con tratamientos en base a AINEs.

 

Efectos secundarios gastrointestinales: los efectos adversos más comunes son de naturaleza gastrointestinal. Pueden presentarse úlceras pépticas, perforación o hemorragia gastrointestinal, a veces mortales, sobre todo en ancianos (ver sección 4.4). Después de su administración se ha reportado presencia de náuseas, vómitos, diarrea, flatulencia, estreñimiento, dispepsia, dolor abdominal, sangre en las heces, hematemesis, estomatitis ulcerativa, exacerbación de colitis y enfermedad de Crohn.  Con menos frecuencia se observó ocurrencia de gastritis.

Las reacciones adversas se clasifican por su orden de frecuencia, la más frecuente en primer lugar, utilizando la siguiente clasificación: muy frecuentes (≥ 1/10), frecuentes (≥ 1/100 a <1/10), poco frecuentes (≥ 1/1000 a <1/100), raras (≥ 1/10000 a <1/1000), muy raras (<1/10000), frecuencia no conocida (no puede estimarse en base a los datos disponibles).

Trastornos gastrointestinales - Frecuentes: pueden ocurrir úlceras pépticas, perforación o hemorragia gastrointestinal, a veces fatales, especialmente en los ancianos, nauseas, dispepsia, vómitos, ardor de estómago, dolor de estómago, flatulencia, hematemesis, estomatitis ulcerativa, empeoramiento de la colitis y de la enfermedad de Crohn. Poco frecuentes: diarrea, estreñimiento. Muy raras veces: Colitis, estomatitis.

Con menos frecuencia ocurrencia de gastritis.

Trastornos del sistema nervioso - Frecuentes: dolor de cabeza, somnolencia, mareo. Muy raras veces: reacción similar a la meningitis.

Órgano vestibular y trastornos del laberinto - Poco frecuentes: tinnitus, trastornos de la audición.

Trastornos oculares - Poco frecuentes: alteraciones visuales.

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración - Poco frecuentes: escalofríos, edema (incluso edema periférico).

Trastornos del sistema inmunológico - Poco frecuentes: reacciones alérgicas (incluyendo edema facial y angioedema).

Trastornos mentales - Poco frecuentes: insomnio, excitación.

Trastornos renales y urinarios - Poco frecuentes: función renal anormal.

Alteraciones de la piel y del tejido subcutáneo - Poco frecuentes: exantema / prurito. Muy raras veces: fotosensibilidad, alopecia, erupción con ampollas incluyendo el síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica.

Trastornos vasculares - Poco frecuentes: moretones.

Trastornos de la sangre y del sistema linfático - Muy raras veces: anemia aplásica o hemolítica, trombocitopenia, granulocitopenia.

Trastornos cardiacos - Muy raras veces: se ha reportado taquicardia, edema, hipertensión e insuficiencia cardiaca en asociación con el tratamiento con AINEs.

Trastornos hepatobiliares - Muy raras veces: ictericia, hepatitis, insuficiencia hepática.

Exámenes - Muy raras veces: aumento de la presión arterial.

Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos - Muy raras: disnea, asma.

Al igual que con otros AINEs, puede producirse reacciones alérgicas del tipo anafilácticas o anafilactoides  en pacientes que toman este tipo de medicamento por primera vez o que lo han utilizado anteriormente.

Los síntomas característicos de una reacción anafiláctica incluyen: hipotensión severa y repentina, aceleración o desaceleración del ritmo cardíaco, cansancio o debilidad inusual, ansiedad, agitación, pérdida de la conciencia, problemas para respirar o deglutir, picor, urticaria con o sin angioedema, enrojecimiento de la piel, náuseas, vómitos, calambres abdominales, diarrea.

Sobredosis:

Los síntomas de una sobredosis pueden incluir náuseas, vómitos, dolor en la zona estomacal, somnolencia, mareos, desorientación, diarrea, hemorragia del estómago, convulsiones (raramente), cambios transitorios en la función hepática, hipoprotrombinemia, insuficiencia renal, apnea y acidosis metabólica. El tratamiento consiste en primera instancia en prevenir la absorción por vaciamiento gástrico y administrar agua o limonada con carbón activado (adsorbente) y sulfato sódico (laxante) por la vía oral. En caso de grandes cantidades es recomendable un lavado gástrico, obviando el carbón activado y el sulfato de sodio. Debe ser controlado el estado ácido-base con respecto a la posible aparición de una acidosis metabólica severa. El tratamiento adicional es de soporte y sintomático. La hemodiálisis no reduce la concentración plasmática de naproxeno debido a la alta unión a proteínas.

Datos farmacológicos:

Propiedades farmacodinámicas

El ingrediente activo en Apronax® 275 mg es el naproxeno sódico. Apronax® 275 mg es un agente inhibidor de la prostaglandina sintetasa con propiedades analgésicas y antipiréticas. Estas propiedades se demostraron por estudios clínicos en seres humanos, así como experimentos clásicos con animales.

Al igual que con otros materiales similares, el mecanismo preciso de los antiinflamatorios y otros efectos de Apronax® 275mg aún es desconocido.

El naproxeno disminuye el sangrado y el dolor de la menstruación durante los primeros 3 a 5 días.

 

Propiedades farmacocinéticas

El naproxeno sódico es fácilmente  soluble en agua y, después de su administración oral, es rápida- y completamente absorbido por el tracto gastrointestinal.

La unión a proteínas del naproxeno supera el 99%  en dosis normales, y la vida media en el plasma es de una de magnitud del orden de 11-15 horas.

 

Aproximadamente el 95% de la dosis administrada se excreta en la orina, principalmente bajo forma de naproxeno, de 6-0-dimetil-naproxeno o formas combinadas de dichas sustancias, y 30% de naproxeno se convierte en el hígado a 6-0-dimetil- naproxeno.

Al aumentar la dosis, la excreción urinaria se torna más rápida de lo que se podía esperar en base a los procesos lineales.

 

Datos sobre la investigación de seguridad preclínica

No hay más detalles.

Datos farmacéuticos:

Lista de excipientes

Celulosa microcristalina, Povidona, Talco, Estearato de magnesio, Opadry YS-4215 Azul claro (compuesto por: Polietilenglicol 8000, Dióxido de titanio CI77891, Hipromelosa 6 cps, Colorante azul N° 2 CI 73015) y Agua purificada.

 

Casos de incompatibilidad

No aplicable.

 

Caducidad

Apronax® 275 mg tiene una vida útil de 24 meses.

 

Precauciones especiales de conservación

Conservar a temperatura no mayor a 30° C

 

Naturaleza y contenido del envase

Apronax® 275 mg:

  • Caja de cartulina con 25 sobres x 04 tabletas en empaque blister de Aluminio/PVC-PVDC Azul.
  • Caja  de cartulina x 8, 10, 24, 48, 50, 100, 120 y 200 tabletas recubiertas en empaque blister de Aluminio/PVC-PVDC Azul.
  • Sobre x 04 tabletas recubiertas en empaque  blister de Aluminio/PVC-PVDC Azul

 

Precauciones especiales de eliminación

No aplicable.

 

Producto de venta en Perú

Si deseas informar o reportar un efecto adverso o una queja de calidad asociada a un producto Bayer, por favor, póngase en contacto con su médico o profesional de la salud y/o dirija sus comentarios haciendo clic aquí.