El valor de la innovación

La innovación no solo se basa en desarrollar nuevos productos, también supone impulsar nuevos modelos de negocio, ofrecer nuevos servicios y mejorar procesos para hacer más fácil la vida de las personas. Pero sobre todo, se basa en que estos estos avances lleguen a quienes los necesitan.

Para que esto suceda, es importante que la innovación sea valorada y reconocida adecuadamente, que se perciba como una inversión y no como un gasto. Por eso invitamos a la sociedad y a nuestras audiencias a tener diálogos abiertos, a las nuevas ideas y desarrollos, a aprovechar las oportunidades que ofrecemos para conseguir una vida mejor. Creemos que es importante fomentar las habilidades científicas y la aceptación de nuevas tecnologías, algo que requiere el compromiso de todos: los gobiernos, la industria, las escuelas y las universidades.

 

Hay que tener en cuenta que gracias a las innovaciones científicas el ser humano ha ampliado su esperanza y calidad vida. En el ámbito de salud, enfermedades hasta ahora mortales se han convertidos en crónicas o, incluso, se han podido curar. Dolencias que afectaban el día a día de las personas han podido tratarse para reducir al máximo sus síntomas. De hecho, los tratamientos de enfermedades cardio y cerebrovasculares han conseguido una reducción de la tasa de mortalidad del 60 y 70% por procesos de cardiopatía y de isquemia cerebral, respectivamente, en los últimos 40 años.

 

En el campo de la agricultura, las innovaciones no solo han permitido aumentar la cantidad y calidad de los cultivos, también han servido para llevar la producción agrícola a zonas hasta ahora consideradas áridas, ofreciendo una nueva actividad económica para miles de familias.

 

En definitiva, la innovación no es algo teórico e intangible, es algo muy real que tiene un impacto en nuestras vidas y que es imprescindible, no solo para el avance de la sociedad, sino también para su sostenibilidad. La innovación aporta valor añadido, genera riqueza y ofrece un empleo estable y de calidad.